Mermelada de mandarina y tomillo

Rendimientos: 1 Ración Dificultad: Fácil Tiempo de cocinado: 42 min Tiempo total: 42 min

Subir las defensas y disfrutar de un momento único. Es lo que nos puede ofrecer esta mermelada de mandarina, que os aseguro que está totalmente riquísima.

Me gusta aprovechar la fruta de temporada y consumirla de mil y unas formas. Entre ellas las mermeladas que las puedes conservar al baño maría o en el congelador en pequeños tuppers.

Te aconsejo que apuntes esta mermelada que tiene un maravilloso equilibrio entre el dulzor de las mandarinas y el ligero punto amargo que tiene su piel que favorece la descongestión del hígado. La combinación con tomillo potencia sus propiedades broncodilatadoras y antiflamatorias.Si decides hacer conserva apunta mis trucos:

  1. Esteriliza los tarros hirviendolos en agua unos minutos.
  2. Elije tarros que puedes llevar casi hasta arriba.
  3. Antes de cerrar poner un trozo de papel de aluminio entre la tapa y el tarro, de modo que quede en medio, aunque sobresalga por los bordes no importa.
  4. Ponlos en una olla con agua que los cubra y deja que hierva durante 10 minutos.
  5. Deja que enfrien dentro del agua.

Y ahora, ya te paso la receta que se que lo estás deseando.

Ingredientes

0/5 Ingredientes
Ajustar las raciones

Instrucciones

0/7 Instrucciones
  • Poner en una olla las mandarinas, piel de una mandarina a julina y el zumo de medio limón
  • Pesar la cantidad de la mezcla anterior para saber qué cantidad tiene que haber de azúcar.
  • La proporcion de azúcar tiene que ser la mitad del peso tomado anteriormente.
  • Reposar para que el azúcar extraiga el agua de la mandarina. Entre 30 minutos o si tienes toda la noche mejor.
  • Añadir la rama de tomillo y cocer a fuego lento, durante 30 minutos, aproximadamente.
  • Para saber cuando está sacar una cucharadita de mermelada y dejar que se enfrie.
  • Si está todavía muy líquida poner de nuevo en el fuego a fuego suave.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.